Honne

Y efectivamente, como dice mi amigo M. aquí estoy, en Japón nada menos, aunque difiero en eso de “mejor planeado”. Y la verdad, ahora que estoy aquí se me hace difícil pensar cómo es un viaje bien planeado a este país tan diferente al nuestro que no se me ocurre nada más ajeno a mí que esto.

He intentado reproducir qué cadena de eventos me ha llevado en mi caso a estar hoy en este preciso instante en esta habitación minúscula escondida entre los bambúes de la Universidad de Osaka. Y ante el vacío total de respuestas, el pensamiento más recurrente que tengo estos días es “¿qué hago yo aquí?”. Francamente, ahora mismo no sé dónde empezó todo esto, aunque en realidad qué más da si lo importante es siempre lo que pasa a partir de ahora.

De momento, a la vista tengo una semana llena de experimentos en un laboratorio de lujo como nunca había visto antes, lo cual me llena curiosidad e ilusión por una parte, pero por otra parte mi irremediable forma de ser obsesiva y rebuscada hace que todo tenga un tinte agridulce: ¿les caeré bien? ¿qué impresión tendrán de mí? ¿cómo debo actuar? ¿cuánto debo trabajar? Y aunque la mayoría de las veces yo y mis cejas nos odiemos por ello, no es trivial lo que digo. Aquí las formas son algo realmente importante y probablemente eso es lo que hace que sean tan difíciles de descrifar. Hasta ahora, me habían parecido todos bastante francos (me refiero claro, a los pocos con los que puedo hablar en inglés) pero de pronto, descubro que trabajan los sábados normalmente, cuando me dijeron que era “off”, y que entran a las 6 aunque no pasa nada si yo entro a las 8.  Y así es como en mitad de la noche del sábado, en la puerta del centro de investigación, nos encontramos con una chica del laboratorio que de repente habla un inglés británico perfecto y despotrica sin piedad de su miserable vida de investigadora que la retiene allí cada fin de semana. Algo que, asegura, nosotros los europeos no podemos comprender, y es mejor que ni intente discutir porque ella ha estado en Glasgow durante años y sabe perfectamente que allá en Europa nos pegamos la vida padre. Y me sugiere que me ponga las pilas si quiero estar a la altura, aunque no usa estas palabras exactamente. Eso sí que es honne, pienso para mis adentros.

Y yo me acuerdo de M. y L., de sus iPS y ES varias, aunque pueden que éstas sólo sean una excusa para adelantar trabajo, o verse en el laboratorio y apoyarse mutuamente, o yo misma que sigo haciendo figuras desde aquí para mi laboratorio de España en el tiempo libre. Pero quién sabe, porque en realidad cómo se me ocurre tal idea si en Europa no sabemos qué es trabajar. ¿Y qué es trabajar, realmente?- me pregunto. Me viene a la cabeza la frase de A., que siempre me deja frases que le vuelven a uno cuando menos quiere y se lo espera: “En Japón nunca te van a pedir que hagas nada, pero apreciarán mucho que lo hagas”. ¿Y a qué hora entro mañana?- me pregunto de nuevo.

 

 

Anuncios

10 pensamientos en “Honne

  1. mforon dice:

    La sensación es exactamente la misma: ¿Qué coño hago yo aquí? eso es que estamos en el buen camino.

    Por otro lado, aquí también se estila mucho la cordialidad fría (congelada) de asegurarse de que todo va bien pero no ser capaces de invitarte a salir aunque sea a tomarte un café el domingo…

    Ánimo 🙂

    • pmdaroca dice:

      Efectivamente, cordialidad congelada… aunque ahora mismo me siento tan outsider que ni siquiera estoy segura de si notaría si son más o menos acogedores. Qué difícil!
      Ánimo a tí también!

      • mforon dice:

        Aprovecha ahora, que con el Jet Lag te resultará fácil combatirles, jejeje

      • mforon dice:

        Ese comentario iba debajo, pero bueno…

        Yo estoy llegando al labo a las 11, hay que tensar los tornillos al máximo a ver si son capaces de reaccionar!! jejeje

  2. L. dice:

    A las 4 am!!! Aunque no te lo pidan, te lo agradecer’an! Ya les tendr’as las luces del labo encendidas, jeje!

    No te agobies, Pili! Muchos besos!

    L.

    P.D.: De verdad trabajan tantas horas y tan “intensamente”? As’i Yamanaka (sus becarios) se prob’o los tropecientosmil factores del reprogramming en un santiam’en!

  3. Isabel dice:

    Necesito urgentemente saber que significa, el post me ha dejado sin habla admiro tanto a las personas que bajo tanto estrés son capaces de pensar ya no digamos de escribir por eso agradecería tanto la aclaración. Abrazos. Isabel

  4. Isabel dice:

    Mi pregunta se refiere a la palabra honne!

  5. yosoyleko dice:

    Este blog y sus comentarios son fundamentales para entender a los becarios y sus desventuras. Yo propongo que lo nombremos “patrimonio divertido de la humanidad”. Seguid así chicos, esto es calidad.

    A.

    PD: Por cierto, me dais una envidia increíble. Que bien escribís los dos, tanto P como M…….mmmm. Juntos sois de PM!!!!! jajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: