Un sueño

Estaba cubierto de sudor y las sábanas trepaban por mi cuerpo arrastrándome de nuevo a la inconsciencia del semisueño, pero en la calle había ya un sol radiante y sin embargo sólo eran las 5h30 de la mañana. Cuando salía por la puerta, el cielo había adquirido de pronto una densidad plomiza y no supe ya entender la configuración de las calles, de las líneas dibujadas en el suelo. Había como una atmósfera sedimentada de humedad y cansancio, y yo no podía deshacerme de otra vez aquella sensación. Encontré en algún momento un bolígrafo abandonado en el suelo, descolorido, y me entraron ganas de llorar.

Entonces llegaba a un sitio extraño –mi nuevo sitio de trabajo, supuse-, lleno de gente sonriente con colmillos en los ojos.

El tiempo era gomoso, las paredes milenarias que me rodeaban despedían olores grises, sucios -pero eso era más bien afuera, en la Universidad-, que se reflejaban en la omnisciente moqueta azul que amortiguaba los repiqueteos de los zapatos y de los corazones. Luego un silencio sepulcral, con teteras chistando en las esquinas de los pasillos, y los corredores de entramado cambiante, y gente extraña a mi alrededor tecleando y riendo y bebiendo cremas y sopas frías de champiñones y de nuevo la náusea, la sensación de vacaciones falsas y caducas.

Luego volví a casa y me dormí, entonces soñé que iba al cine y a la feria, que las aceras brillaban, que no era más un turista, que la gente no hacía como que miraba al horizonte porque no son capaces de dirigirte la mirada cuando te reconocen por la calle.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: